¿En qué consiste?

Las radiografías utilizan radiación ionizante que traspasan el cuerpo para obtener imágenes. La imagen se grabará en formato digital, o película. Las diferentes partes del cuerpo se representan de forma más clara o más oscura según su densidad. Las estructuras densas, como por ejemplo los huesos aparecen blancas. Donde hay aire aparece negro. Otras estructuras aparecen en diferentes tonalidades de gris según su densidad.

En una radiografía, la dosis de radiación es muy pequeña. Pero sólo hay que hacerlas cuando sean necesarias.

La Radiología Convencional Digitalizada facilita la observación de las estructuras internas del cuerpo para estudiar posibles lesiones. Las nuevas técnicas permiten emplear dosis de radiación ionizante (rayos X) muy bajas que, a su vez, facilitan la obtención de imágenes de mayor calidad visual, con más nitidez, permitiendo integrar la información en el seno del sistema informático del centro.

¿Para qué se utiliza normalmente?

Se utiliza para diagnosticar una gran variedad de afecciones, desde fracturas de huesos, caries, neumonías, piedras al riñón… En algunos casos, sirve como primera aproximación, pero puede ser que no sea suficiente para hacer un diagnóstico. Permitirá que el médico obtenga información para elegir la mejor técnica para continuar profundizando y llegar a determinar claramente qué enfermedad padece.

Antes de una intervención, cómo puede ser una cirugía, su médico puede necesitar tener una visión general que servirá como una “hoja de ruta”. De la misma manera, una vez que le intervengan puede ser útil para evaluar los resultados obtenidos.

¿Cómo se realiza?

El paciente se sitúa entre el tubo de rayos x y el detector. Se puede colocar tumbado o de pie. Tiene que ir sin ropa ni objetos metálicos. La radiografía se realiza en milésimas de segundo. Se avisa para permanecer completamente inmóvil o para no respirar en el momento de realizar la radiografía.

¿Cómo se ha de preparar?

Usted no necesita ninguna preparación especial. Es necesario retirar todos los objetos metálicos (por ejemplo, joyas, piercings, etc.). Recomendamos llevar ropa cómoda para poder desnudarse mejor.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?

No se experimentará nada. La radiografía es una técnica rápida y sin dolor.

¿Quién realizará la prueba?

Un enfermero o enfermera o personal técnico realizará la prueba y será quién supervise en todo momento. Le colocará en la posición correcta, le avisará en el preciso momento que ha de mantenerse inmóvil y aguantar la respiración.

¿Quién interpretará los resultados?

Un médico especialista en radiología.

¿Cuáles son los exámenes más frecuentes?

Su uso más común es explorar los huesos, la columna vertebral, pulmones, abdomen y cráneo.

¿Qué situaciones especiales hay que tener en cuenta?

Si usted sospecha que está embarazada, es muy importante que lo comunique. Necesitará confirmar el embarazo y evaluar la idoneidad de la exploración.

Otros elementos o aspectos a tener en cuenta

Realizar muchas radiografías no significa estar mejor atendido. Es necesario realizar las justas y necesarias. Las dosis de radiación recibidas durante la prueba son muy pequeñas y no suponen ningún daño para la salud, pero como ocurre con otras pruebas deberán estar indicadas siempre por su médico.

  • Escoliograma
  • Ortopantomografía
  • RX abdomen simple
  • Rx ATM (articulación temporo-mandibular)
  • RX antebrazo
  • RX brazo/húmero
  • RX pierna
  • RX muñeca
  • RX cavum
  • RX clavícula
  • RX columna dorsal
  • RX columna cervical
  • RX columna lumbar
  • RX columna lumbosacra
  • RX codo
  • RX cráneo
  • RX muslo/fémur
  • RX dedos mano
  • RX dedos pie
  • RX edad ósea
  • RX hombro
  • RX esqueleto no especificada
  • RX esternón
  • RX rodilla
  • RX parrilla costal
  • RX mano
  • RX cadera
  • RX pelvis
  • RX pie
  • RX sacro-coxis
  • RX senos paranasales
  • RX seriada ósea
  • RX simple columna no especificada
  • RX telemetría columna
  • RX telemetría cráneo
  • RX telemetría extremidades inferiores
  • RX tórax
  • RX tobillo

La radiología contrastada es una forma de diagnosticar que incluye varias pruebas; estas pruebas pueden variar ligeramente dependiendo de los protocolos de trabajo de los distintos servicios y centros.

¿En qué consiste?

En llevar a cabo un estudio sobre las formas y el funcionamiento de las diferentes estructuras del cuerpo humano mediante una pantalla de fluorescencia con rayos X y un medio de contraste o sustancia opaca en estos rayos (como bario y yodo), que es inyectado, ingerido o se introduce en forma de enema dependiendo del caso, y que facilita la visualización de estas estructuras.

Sirve para detectar la existencia de enfermedades tales como úlceras, litiasis, tumores benignos, tumores malignos, procesos inflamatorios y valoraciones postquirúrgicas.

¿Cómo se realiza?

Justo antes de realizar estas pruebas, debe desnudarse y descalzarse y ponerse una bata; también es necesario eliminar los objetos de metal y joyería porque interfieren con la visualización e interpretación de las imágenes.

A continuación se administra el contraste y se obtienen radiografías.

Durante el proceso de captura de imágenes, en la mayoría de las exploraciones, se indican diversas posiciones, tales como estar de pie o estirados en la mesa de exploraciones; también le pediremos estar inmóvil y sin respirar para evitar que las radiografías se vean borrosas.

¿Cómo hay que prepararse?

Para la mayoría de estas pruebas necesita estar en ayuno al menos 6 horas antes de empezar; durante este período de tiempo no es conveniente fumar.

Para radiografías contrastadas del sistema digestivo, el estómago debe estar vacío para que el estudio sea válido para el diagnóstico.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?

Usted puede notar desagradable, el sabor y la consistencia de la preparación del líquido de contraste, ya que es espeso y “terroso” (en el caso de bario) y con gusto de anís (si se utiliza otra sustancia alternativa); además, al ingerirlo puede tener ganas de eructar. En el caso del yodo puede notar una ligera sensación de calor en la cara, el cuello y, especialmente en el área genital.

También notará que la mesa de exploraciones donde se hará la prueba es dura y fría.

¿Quién hará la prueba y dónde?

Personal técnico o un enfermero/a realizará la prueba y controlará en todo momento; el estudio se realiza en una sala especialmente equipada para cada exploración. El radiólogo o la radióloga supervisa la prueba, interpreta las imágenes y emite un informe firmado por el médico.

Situaciones especiales

Debido a que son exploraciones que utilizan rayos X, debe notificar a su médico y al enfermero o técnico si usted está embarazada o cree que podría estarlo.

Otros aspectos destacados que debe tener en cuenta

Son pruebas de diagnóstico no invasivo porque el contraste que administramos no suele producir reacciones alérgicas, excepto en personas con alergia al yodo; además, los productos utilizados en la radiografía contrastada no son radiactivos. Tiene que ser consciente de que estos tipos de análisis le pueden hacer sentir incómodo.

Mamografía

La mamografía es una radiografía de alta definición de la mama dónde se utilizan rayos X a dosis muy bajas. Es la mejor técnica para diagnosticar de forma temprana el cáncer de mama.

¿En qué consiste?

En la mamografía se utiliza radiación ionizante que traspasa la mama para obtener imágenes. La imagen se grabará en formato digital, o película. Las diferentes partes de la mama son más claras o más oscuras según su densidad. La dosis de radiación es muy pequeña, pero sólo hay que hacerlas cuando sea necesario.

¿Para qué se utiliza normalmente?

Para la detección precoz del cáncer de mama.

Para el estudio de lesiones en el pecho de nueva aparición.

¿Cómo se realiza?

Generalmente, la mamografía se realiza de pie. La mama se coloca en una bandeja y se comprime para adquirir una forma adecuada para que la máquina pueda tomar las mejores imágenes. En cada una de las mamas se realizan dos proyecciones desde dos ángulos diferentes.

¿Cómo hay que prepararse?

Usted no necesita ninguna preparación especial. Es necesario retirar todos los objetos metálicos (por ejemplo, joyas, piercings u otros ornamentos). No se ponga en el cuerpo cremas o desodorantes ya que pueden interferir con la calidad de la imagen.

Si tiene exploraciones anteriores facilítelas, porque es muy importante la comparación con los estudios previos. Conserve siempre las exploraciones. Tan importante como la prueba que realizamos es la comparación con estudios previos.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?

No experimentará nada. En ocasiones, debido a la compresión puede que note una pequeña molestia de corta duración.

¿Quién hará la prueba?

Un enfermero o enfermera o personal técnico le atenderá en la prueba y supervisará en todo momento.

¿Quién interpreta los resultados?

Un médico especialista en radiología con formación específica en el diagnóstico de la mama.

¿Cuáles son los exámenes más frecuentes?

Su uso más común es explorar la mama. Puede ser que haya una justificación clínica o que sea conveniente la mamografía porque forma parte de la población incluida en los actuales protocolos de “cribaje” que pretenden hacer un diagnóstico precoz del cáncer de mama.

¿Qué situaciones especiales deben tenerse en cuenta?

Notifique a su médico:

  • Si cree que está embarazada, tiene que confirmar el embarazo y evaluar la idoneidad de exploración;
  • Si usted está amamantando, también tenemos que evaluar la conveniencia de exploración;
  • Si está operada o han recibido un golpe importante en el pecho antes;
  • Si es portadora de una prótesis de mama, porque es necesario adaptar la técnica. Por debajo de 35 años no se recomienda esta prueba ya que el tejido mamario es muy denso y no se puede explorar. En estos casos generalmente se inicia el estudio con una ecografía.

Otros elementos o aspectos que deben tenerse en cuenta

Es posible que después de hacer la mamografía, el médico requiera otras pruebas adicionales para observar mejor el pecho. En cualquier caso, si es necesario hacer más exploraciones no siempre significa que hayan visto nada anormal, sino que necesitan otros tipos de imágenes.

Ecografía

La ecografía es una prueba médica que utiliza ultrasonidos que permiten que una máquina componga con los mencionados ultrasonidos imágenes del cuerpo. Cuando se utiliza esta técnica para explorar los vasos sanguíneos se llama ecografía Doppler.

¿En qué consiste?

La ecografía es un método de exploración que obtiene imágenes del interior del cuerpo mediante ultrasonidos. Al incidir los ultrasonidos en los diferentes tejidos del cuerpo producen un eco que se traduce en imágenes. Entre sus ventajas sobre otras técnicas, destaca que es cómoda para el paciente, inocua y barata; además, se trata de una prueba en tiempo real y que, por lo tanto, permite observar al instante los movimientos de los tejidos, los órganos internos, ver la sangre que circula o los movimientos de los intestinos.

¿Para qué se utiliza normalmente?

Permite diagnosticar una amplia gama de situaciones. La más conocida es el seguimiento del embarazo, pero se usa en todas las especialidades médicas. La ecografía no es útil para observar las estructuras del cuerpo que tienen huesos o aire.

¿Cómo se realiza?

El paciente permanece acostado. En la zona del cuerpo que se desea explorar, en la piel, el médico desplaza una sonda impregnada en un gel que facilita el movimiento. Esta sonda emite y recoge los ultrasonidos que rebotan en los órganos. Estos ultrasonidos son los que se traducirán en imágenes en tiempo real y se verán en la pantalla del ecógrafo.

¿Cómo hay que prepararse?

Depende del tipo de ultrasonido. La mayoría de las exploraciones no requieren preparación. La ecografía abdominal puede requerir el ayuno. En la ecografía renovesical necesita beber agua y “aguantar” la imperiosidad urinaria. En cualquier caso, es el médico quien debe especificar.

¿Qué experimentará antes y después de la prueba?

No experimentará nada.

¿Quién realizará la prueba?

Un médico especialista hará la prueba y será quién supervisará en todo momento. Puede ser que vaya haciendo preguntas para obtener información que complemente lo que ve en la imagen.

¿Quién interpretará los resultados?

Un médico especialista.

¿Cuáles son las exploraciones más frecuentes?

Se utiliza para el estudio de embarazo, abdomen (entre otros órganos, vesícula, hígado, riñones, páncreas, el apéndice…), la próstata, el sistema cardiovascular, la tiroides y los músculos y tendones.

¿Qué situaciones especiales hay que tener en cuenta?

Probablemente, el ultrasonido es la prueba más inocua e indolora que se realiza para el estudio de las enfermedades. El ultrasonido y la energía que se utiliza no presentan ningún riesgo. Por esta razón se utiliza para la embarazada. En algunos niños puede ser necesaria la sedación para evitar que se muevan.

Otros aspectos o elementos a tener en cuenta

El ultrasonido también puede utilizarse para visualizar el área del cuerpo donde tomar muestras de tejido. También se utiliza como un tratamiento con frecuencias de radio y las ondas en los pacientes con tumores. En algunos casos puede ser necesaria la inyección de un contraste en la vena.