El Dr. Eduard Mogas Viñals, licenciado en Medicina y Cirugía por la facultad de Medicina de Barcelona Hospital Clínic (2011), Médico Especialista en Pediatría y Áreas Específicas por el Hospital Universitari Vall Hebrón (2016) y Máster en Endocrinología Pediátrica por la Universidad Autónoma de Barcelona es el responsable del Departamento.

Dra Laura Marzo Checa cardiòloga pediàtrica que a més de la formació en cardiologia i ecocardiografia disposa de l’equipament i l’experiència per realitzar ecografia cardíaca fetal mitjançant ecocardiògraf d’alta gamma affinity 30 de Philips.

Ejemplos de patologías

Obesidad

Es una patología crónica, compleja, de origen multifactorial: dietético, genético, metabólico y también hormonal. Comporta consecuencias a largo plazo: sabemos que los niños y adolescentes obesos tienen más probabilidades de seguir obesos en la edad adulta, de tener hipertensión, dislipémias, diabetes y muchas otras complicaciones asociadas. Además, la obesidad infantil y en la adolescencia comporta muchas veces trastornos en la esfera emocional del paciente, además de estar estigmatizada. En muchas ocasiones, los pacientes y sus familias arrastran un sentimiento de culpabilidad hacia la enfermedad que les modifica muchos otros factores de su vida y salud. La obesidad no dispone de tratamiento farmacológico efectivo. Es, por tanto, una enfermedad más compleja de lo que se suele creer.

Requiere de seguimiento médico y auxológico, de modificaciones de los estilos de vida de manera lenta y progresiva, con un seguimiento centrado en el paciente y asegurando también su bienestar emocional durante el tratamiento para favorecer la adherencia, implicación y seguimiento.

Pubertad

Habitualmente se inicia entre los 8 y 13 años en las mujeres y entre los 9 y 14 en hombres. El primer signo es la aparición de telarquia o botón mamario en las mujeres o el aumento del volumen testicular en el caso de los hombres. Es un periodo crítico en el crecimiento y desarrollo tanto físico com metabólico y también emocional del paciente, determinando múltiples factores que influyen en la salud adulta del individuo. A veces, este desarrollo se inicia antes o después, siendo necesario en estos casos un diagnóstico médico y seguimiento estrecho para de esta manera asegurar que éste se desarrolla con normalidad, o si es necesario, intervenir con tratamientos.

Talla baja

La talla y el crecimiento infantil dependen de múltiples factores en los 6 primeros años de vida: genéticos (como el sexo, raza, talla de los padres), ambientales (como el estilo de vida y la nutrición)… A lo que se suma que el ritmo de crecimiento y maduración de cada niño es variable, especialmente durante los años de pubertad.

Debe realizarse un estudio de crecimiento completo para poder indicar el mejor tratamiento. Existen diferentes estudios como el radiológico de la maduración ósea o el estudio analítico sanguíneo por ejemplo.

La hormona de crecimiento es el tratamiento indicado para los pacientes con talla baja cuando se demuestra que ésta es producida por una enfermedad o déficit hormonal además de otras indicaciones específicas, como es el niño con retraso de crecimiento intrauterino o el síndrome de Turner, entre otros.